Foro De Cristo


No Nesesitas Confirmar tus Datos Por E-mail Solo registrate y inmediatamente despues Ingresa tus datos de inicio y Listo

ALPHA & OMEGA MINISTERIOS ELIM

Foro De Cristo

FORO OFICIAL DE LA IGLESIA PENTECOSTAL ALPHA Y OMEGA, DES PLAINES, ILLINOIS, USA
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Nesesitas Ayuda En Oracion? Click En la Imagen
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» CD -HERMANO "CHONY" - FIEL GUERRERO
Mar Ene 27, 2015 8:20 am por antoniosanchez

» servidores de Dios
Mar Ene 27, 2015 8:19 am por antoniosanchez

» EL DIEZMO NO SE INVERTÍA , SE REPARTÍA
Sáb Ene 10, 2015 2:25 pm por juan456

» EL DIEZMO , UN DERECHO DE COBRO PARA EL CORO DE LA IGLESIA
Jue Ene 08, 2015 6:17 pm por juan456

» ABRAHAM CUMPLIO LA LEY
Mar Ene 06, 2015 10:50 pm por juan456

» EL DIEZMO FALSO EN LA MAYORDOMÍA CRISTIANA
Mar Ene 06, 2015 3:19 pm por juan456

» TU NO ERES MAYORDOMO DE DIOS
Mar Ene 06, 2015 1:25 am por juan456

» LA ORACIÓN DE FE NO ES BÍBLICA
Vie Ene 02, 2015 1:59 pm por juan456

» ¿ES BIBLICO PONER TUS MANOS SOBRE TU ENFERMEDAD?
Miér Dic 31, 2014 5:14 pm por juan456

Estadísticas
Tenemos 2798 miembros registrados.
El último usuario registrado es juliaps.

Nuestros miembros han publicado un total de 1071 mensajes en 532 argumentos.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 46 el Dom Ago 09, 2015 1:37 pm.
De Donde Nos Visitan?
free counters
Mejores posteadores
Timothy
 
juan456
 
soldier30
 
diamanteapostolico
 
gabycsl
 
alfred85
 
Emisario
 
A.VENTAS
 
lopezlyons
 
Boanerges
 
ALPHA & OMEGA
Image hosted by servimg.com
ELIM CHICAGO
Image hosted by servimg.com
MONTE ELIM
Image hosted by servimg.com
K LOVE CHICAGO RADIO
Image hosted by servimg.com
BIBLIA INTERACTIVA.COM
Image hosted by servimg.com
ELIM WISCONSIN
Image hosted by servimg.com--

Comparte | 
 

 Los nombres de Dios conclusión.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
charlye43
Resien Nacido
Resien Nacido


Cantidad de envíos : 7
Fecha de inscripción : 27/06/2009

MensajeTema: Los nombres de Dios conclusión.   Dom Sep 13, 2009 3:14 pm


El Significado de Yahweh

Yahweh es un nombre propio, no un término genérico. La mayoría de las versiones siguen la tradición judía de la Septuaginta y la práctica del Nuevo Testamento traduciéndola en las palabras “el Señor.” Siendo que el hebreo tiene otro vocablo para “señor” (adon, adonai), la presencia de Yahweh en el original se demuestra por el uso de una mayúscula inicial y por las pequeñas mayúsculas en las versiones inglesas (el Señor). Adonai se tradujo con una mayúscula inicial y letras minúsculas "eñor” (el Señor) cuando se usa para Dios y generalmente ese es el caso. En vista de que el nombre personal del verdadero Dios se consideraba demasiado sagrado para pronunciarse, la costumbre judía desde tiempo inmemorial ha sido la de leer adonai cada vez que aparece Yahweh en las Escrituras.

La versión hispana tradujo Yahweh en “Jehová.” El término “Jehová” se usó siete veces en la versión de Valera de las cuales tres están en nombres compuestos de lugares (Gn. 22:14; Ex. 6:3; 17:15; Jue. 6:24; Sal. 83:18; Is. 12:2; 26:4).

Como en el caso de Elohim la derivación exacta y significado de Yahweh ha sido motivo de discusión por los eruditos bíblicos. La palabra misma se deriva de una forma del verbo “ser” (ver Ex. 3:14; 6:2-3). Varias veces se ha interpretado para significar.

1. Uno que es eternalmente auto-existente, de aquí que sea incambiable-auto-originado, auto-independiente, “no expuesto a alteración por el poder del mundo y del tiempo.”

2. El que causa el ser o viene a ser.

3. El que está presente, quien estará con su pueblo.

Estos significados sugeridos no son necesariamente exclusivos mutuamente. Cada uno contribuye a la riqueza de comprensión del nombre.

Éxodo 3:13-14 y 6:2-3 han sido malentendidos por algunos para implicar que el nombre Yahweh fue dado a conocer primero a Moisés. Génesis 4:26, sin embargo, declara que en los días de Enós, hijo de Seth, “los hombres comenzaron a invocar el nombre de [Yahweh].” Lo que los pasajes de Éxodo quieren decir es que por primera vez se le explicó el nombre a Moisés. El uso hebreo demuestra que el punto de la pregunta de Moisés no era “¿Quién eres?” o “¿Córno te llamas?” sino “¿Qué es lo que encuentra expresión o se esconde en el nombre?”

A. B. Davidson señaló que Yahweh no es un nombre ontológico sino redentivo. Expresa la fidelidad de Dios, su constancia, la idea total del pacto divino-humano de salvación. No está interesado tanto en la naturaleza esencial de Dios como en su relación a Israel como el Dios del pacto. Yahweh es el “nombre de su pacto, y de su amor redentor.”

Yahweh también se encuentra en combinaciones con otros nombres y en nombres compuestos. Ciertos compuestos se usan para describir lugares en que sucedieron eventos significativos y en que Dios se reveló a sí mismo: Jehová (Yahweh) Jireh, “Jehová proveerá” (Gn. 22:14); Jehová (Yahweh) Nissi, “Jehová es mi estandarte” (Ex. 17:15); Jehová (Yahweh) Shalom, “Jehová es paz” (Jue. 6:24).

Nombres Compuestos

Dos nombres compuestos no relacionados con lugares, ayudan a ampliar y enriquecer la connotación de Yahweh. Uno es Yahweh Mekadd¡shkem traducido en “Jehová que os santificó” (Ex. 31:13; Lv. 20:Cool. El nombre ocurre diez veces, cada vez como “Yo Yahweh Mekadd¡shkem” dicho directamente por Dios. A Moisés se le instruyó hablar “a los hijos de Israel diciendo: en verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico (Yahweh Mekadd¡shkem)” (Ex. 31:13). Israel fue amonestado: “Santificaos, pues, y sed santos, porque yo Jehová soy vuestro Dios. Y guardad mis estatutos, y ponedlos por obra. Yo Jehová que os santifico (Yahweh Mekadd¡shkem)” (Lv. 20:7-8; ver Lv. 20:9-21; 21:9; Ez. 20:12-13; 37:23).

Un segundo nombre compuesto que se encuentra primero en 1 Samuel 1:3 y 278 veces después, es Yahweh Sabaoth, “Jehová de los ejércitos.” Ocasionalmente en los Salmos y muy raramente en otra parte, se da como Yahweh Elohim Sabaoth, “Señor Dios de los ejércitos.” Aunque la frase misma aparece primero en Samuel, la idea es más antigua, Se encuentra en pasajes en que a Dios se describe como el General de Israel, el Líder invisible luchando en favor y juntamente con su pueblo (Ex. 14:1-3; Jos. 5:14; Nm. 21:14).

Jehová de los ejércitos en “Jehová el fuerte y valiente, Jehová el poderoso en batalla” (Sal. 24:8, 10). Entre los ejércitos de Dios junto con los ejércitos de Israel se incluyen ángeles, los “hijos de Dios” y aun las estrellas. Los ejércitos incluyen “los cielos y la tierra -la naturaleza (Gn. 2:1), el poderío militar (I S. 4:4 sig., ver Sal. 44:9), las estrellas (Dt. 4:19; ver Sal. 33:6), y los ángeles (Jos, 5:14; 1 R. 22:19, ver Sal. 103:21). Yahweh Sabaoth es, por tanto, un nombre en extremo expresivo de la soberanía de Dios.

El Antiguo Testamento abunda en nombres humanos en que se emplea la raíz Yah. Ejemplos al acaso incluyen Jehoida, “Jehová sabe”; Jeho¡ak¡m, “el Señor lo arreglará”; Jehu, “Jehová es El”; Jotham, “Jehová es recto”; y el más significativo de todos, Joshua, “Jehoyá es salvación” o “Jehová el Salvador” -nombre que se convierte en “Jesús” en el Nuevo Testamento.

Adonai (Señor)

Estrechamente relacionado con Yahweh está el tercer nombre más conocido para nombrar a Dios, Adonai. Traducido en “Señor” se usa para la Deidad como 340 veces. La raíz, Adon, significa “amo,” “señor, y “dueño.” Adon mismo se usa generalmente para hombres de rango o dignidad, pero se aplica muchas veces a Dios. Adonai es una forma posterior que se usa generalmente para Dios (pronunciada distintivamente como “Adonoy”) pero ocasionalmente como plural para hombres.

El significado especial de Adonai consiste en indicar la dependencia del hombre en Dios y el derecho de Dios para ser Maestro de hombres. (Ex. 23:17; 34:23; Is. 1:24; 3:15, 10:16; Am. 8:1). Debido a la manera inaceptable de traducirla en “Señor Señor,” la versión castellana usa la frase “Señor Dios” para Adonai Yahweh. Otras versiones usan “Señor Jehová.”

Antropomorfismos

En adición a los nombres para Dios, se recalca aun más la personalidad divina por el uso de lo que hemos dado en llamar “antropomorfismos” (de morphos, forma; y anthropos, hombre). Desde los primeros capítulos, las Escrituras abundan en declaraciones acerca de Dios tomadas de la experiencia humana concreta y de la naturaleza humana.

Se dice que Dios habla (Gn. 1:3; 8:15), descansa y se sienta (Gn. 2:2; Sal. 47:Cool, ve y oye (Gn. 6:12; Ex. 16:12), huele (Gn. 8:21; 1 S. 26:19) “descendió” Jehová para ver (Gn. 11:5), y tener rostro y espalda (Ex. 33:20, 23; Nm. 6:25; Sal. 104:29). Dios se contrista (Gn. 6:6), se enoja (Ex. 15:7), es celoso (Ex. 20:5; 34:14 -o celoso de su gloria), odia el pecado (Dt. 12:31), y se regocija (Dt. 28:63).

Se nos dan cuadros gráficos de la actividad de Dios. Forma El al hombre del polvo de la tierra y respira en él el soplo de vida (Gn. 2:7). Planta un jardín (Gn. 2:Cool anda en el huerto en la frescura del día (Gn. 18). Cierra la puerta del arca (Gn. 7:16). Hay muchos más.

Metáfora en Antropomorfismo

Muchas expresiones antropomórficas son claramente metafóricas. Los brazos de Dios representan la seguridad que da su pacto (Dt. 33:27). Sus manos describen tanto sus dones generosos como sus actos de castigo (Esd. 7:9; 1 S. 5:11). El contemplar el rostro de Dios es adorarlo en verdad (Sal. 17:15). Hacer que su rostro resplandezca sobre uno es recibir su favor y bendición (Nm. 6:25; Sal. 31:16). La lista podía extenderse hasta cubrir virtualmente todos los antropomorfismos. La poesía puede hablar de que Dios tiene alas, plumas, que es una roca, una fuente, sin intentar en ningún sentido dar una comprensión literal de tal lenguaje (Sal. 91:2, 4).

Otros pasajes declaran definidamente que Dios carece de forma humana: “Dios no es hombre para que mienta; ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?” (Nm. 23:19). “Mas ¿es verdad que Dios habitará con el hombre en la tierra? He aquí, los cielos y los cielos de los cielos no te pueden contener; ¿cuánto menos esta casa que he edificado?” (2 Cr. 6:18; ver 1 S. 15:29; Job 10:4; Sal. 121:4; Is. 40:28; Os. 11:9, etc.).

El Valor Religioso del Antropomorfismo

Los antropomorfismos no fueron los modos primitivos de expresión que dejaron de existir más tarde en el período profético. De hecho, lo opuesto es cierto: Los profetas abundaron en expresiones cálidas e íntimas de la cercanía y accesibilidad de Dios. “El antropomorfismo no intenta humanizar a Dios, sino... acercar a Dios hacia el hombre como una persona viviente y amorosa, y en esa forma preservar y fortalecer la vida religiosa”

El concepto de Dios del Antiguo Testamento es siempre religioso, no filosófico ni metafísico. Los escritores del Antiguo Testamento nada sabían del “Dios” moderno impersonal del panteísmo religioso o filosófico por un lado y del cientismo secular por el otro. Para ellos, Dios era una Persona divina con inteligencia racional, capaz de propósito y escogimiento, y con capacidad para valorar.

Tanto la creación como el pacto apuntan a un Dios personal. A Dios se le contrasta con el orden creado como una razón consciente de sí misma, y como una voluntad libre, sabia y moral. Hermann Schultz escribió: “En contraste con el ser material, esto es, dependiente y necesitado, ávido de regocijo y satisfacción externa, y amarrado a una forma definida externa, Dios es espiritual, Elohim; esto es, perfecto, independiente, y sin necesidad de nada. Es el Dios viviente, el Dios de la vida, en quien la vida está presente como una propiedad, y una propiedad inalienable (Dt. 5:26; 32:40; Jer. 10:10).”

El personaje del Antiguo Testamento siempre estaba al tanto de la verdad que Isaías declaró: “Porque mis pensamientos, no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.” (Is. 55:8-9).

JESUCRISTO EL HIJO UNIGÉNITO DEL PADRE

Romanos 8:3; Gálatas 4:4

Introducción. Según el Nuevo Testamento, Jesucristo tiene una relación con el Padre que no puede ser atribuida a ninguna criatura. Por ejemplo, en los escritos de San Juan cinco veces se dice de Jesús que es "el unigénito" hijo del Padre (Jn. 1: 14,18; 3:16,18; 1 Jn. 4:9). Consideremos qué es lo que el Nuevo Testamento nos dice acerca de Jesucristo como el Hijo de Dios.

1. Jesucristo es el Hijo de Dios.

A. Lo original del carácter de Jesús como el único hijo de Dios se enfatiza en el texto griego del Nuevo Testamento por medio del artículo definido el en "su hijo unigénito" de 1 Juan 4:9.

1- Una traducción más literal de esta texto sería: "En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo, el unigénito..."

2- Si en el texto original "hijo" y "unigénito" no tuviesen el artículo definido, la traducción sería "Dios envió un hijo, un unigénito...".

B. Lo mismo aplica a Juan 3:18: "El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios."

II. Características de Jesús como el Hijo de Dios.

A. Jesucristo, como Hijo, es el único que puede dar vida eterna:

1- El don de la vida eterna es atribuido al acto redentor que Cristo, como el Hijo de Dios, llevó a cabo en perfecta obediencia a la voluntad del Padre (Jn. 3:16,18).

2- Cuando Jesús dijo: "Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia" (Jn. 10:10) se estaba refiriendo a su descenso como el Hijo, quien es el único que puede comunicar vida al hombre.

B. En los escritos de Juan, Jesús es "el hijo" mientras que los que se convierten son únicamente "criaturas de Dios."

1- Es interesante observar que en los escritos de Juan, aquellos que vienen a ser parte de la familia de Dios por medio de su fe en Cristo son llamados siempre tékna theou (criaturas de Dios, Jn. 1:12; 11:52: 1 Jn. 3:1,2,l0; 5:2), pero nunca juíoi theou (hijos de Dios), mientras que Jesús es "el hijo de Dios" (Jn. 1:34), el "Hijo unigénito" (Jn. 3:16).

2- Aunque en las versiones en español, en Jn. 1:12; 11:52; 1 Jn. 3:1,2,10; 5:2, tékna theou se traduce como "hijos de Dios", esta cualidad es inferior a la de Cristo quien por excelencia es "el" Hijo de Dios.

C. La relación especial que Jesús tiene con el Padre se describe también al ser llamado "su propio Hijo" (de Dios) (Ro. 8:3,32).

1- Romanos 8:3 debe leer "...Dios, enviando a su propio Hijo...", tal y como lee el versículo 32.

2- Solamente de Cristo se dice que es el "propio Hijo de Dios", subrayándose así una cualidad especial que nadie puede reclamar.

D. La relación especial que Jesús tiene con el Padre se describe también al llamar al Padre "su propio Padre" (Jn. 5:18).

1- Según San Juan, Jesús decía "que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios" (Jn. 5:18). Por esta razón los judíos se ofendieron.

2- Es evidente por el contexto que los judíos entendieron las palabras de Jesús como un reclamo de igualdad de ser o semejanza en naturaleza de parte de Jesús con el Padre; de ahí que se hayan ofendido.

E. La relación especial que Jesús tiene con el Padre se describe también con la frase "mi Hijo amado", que en el Nuevo Testamento ocurre un total de ocho veces en referencia a Jesús: tres veces en relación a su bautismo (Mt. 3:17; Mr. 1:11; Lc. 3:22), tres veces en relación a su transfiguración (Mt. 17:5; Mr. 9:7; 2 P. 1:17), y dos en la parábola de La Viña (Mr.12:6; Lc.20:13).

F. Hay casos muy especiales en los cuales Jesús es confesado como el Hijo de Dios, por ejemplo:

1. Por Pedro (Mt. 16:16).

2. Por espíritus inmundos (Mt. 3:11; 5:7).

3. Satanás (Mt. 4:3,6).

4. Eso era lo que el sumo sacerdote deseaba saber de Jesús, si era "el Hijo de Dios" (Mt. 26:63; Mr. 14:61).

5. La confesión de que Jesús es el Hijo de Dios es a lo que se refiere el autor de Hebreos cuando dice: "Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión" (He. 4:14).

6. La confesión de que Jesús es el Hijo de Dios es necesaria para tener vida eterna (Jn. 20:31) y para permanecer en Dios y Dios en uno (1 Jn. 4:15).

7. Que en el Nuevo Testamento vino a ser una confesión bautismal, requerida de todo nuevo convertido, se evidencia por las palabras del etíope antes que Felipe lo bautizara (Hch. 8:37).

III. Un probable arreglo intencional de los evangelistas.

A. Algunos eruditos en las Escrituras han propuesto que el evangelio de Juan termina en 20:31, siendo, según ellos, el capítulo 21 un apéndice.

1- De ser así, Juan 20:31 es más importante de lo que parece ser dentro del propósito del autor: enfatiza la razón principal del libro la cual es: que uno crea que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo uno pueda tener vida en él.

2- Este propuesto final del evangelio de Juan, combinado con la confesión de Natanael en el primer capítulo: "Rabí, tú eres el hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel" (Jn. 1:49), sugiere un arreglo deliberado de parte del autor por el cual intenta subrayar, desde el principio de su libro hasta el fin, el carácter único de Cristo como el Hijo de Dios.

B. Probablemente un arreglo parecido intentó Marcos en su evangelio, ya que en la primera oración de su evangelio le da a Jesús el titulo Hijo de Dios (Mr. 1:1) y coloca casi al fin la confesión del centuríón: "Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios" (15:39).

IV. Aunque el carácter de Jesús como Hijo de Dios se relaciona directamente con su función terrenal dentro del programa redentor de Dios, también se relaciona con su estado pre-existente con el Padre y con su nacimiento sobrenatural.

A. En lo que respecta a su estado pre-existente con el Padre, Jesús, como Hijo:

1. Compartía la gloria del Padre (He. 13), antes que el mundo fuese (Jn. 17:5).

2. Era la imagen misma de su substancia (He. 13).

3. El agente por quien el mundo fue hecho (He. 1:2).

4. Quien, cuando el tiempo fue cumplido, fue enviado (Gá. 4:4), por causa del amor de Dios (Jn. 3:16) para salvar el mundo (1 Jn. 4:14).

5. Como Hijo, es el objeto del amor de Padre (Col. 1:13) no como resultado de su obediencia terrenal, sino como una relación divina que existe desde la eternidad ya que él, como Hijo de Dios, es la imagen del Dios invisible (Col. 1:15), que existe antes que todas las cosas (Col. 1:17), y por quien todas las cosas vinieron a existir (Col. 1:16; Jn. 1:3).

V. Jesús es el Hijo de Dios, también, por causa de su nacimiento sobrenatural.

A. Según Mateo y Lucas, Cristo es también el Hijo de Dios por causa de su nacimiento sobrenatural.

1- De acuerdo a estos evangelistas, antes que José y María se juntasen, María se encontró que había concebido del Espíritu Santo (Mt. 1:18).

2- Este evento milagroso le había sido anunciado a María por un ángel quien le explicó lo extraordinario de su concepción (Lc. 1:26-35): aunque era virgen (Lc. 1: 27) que no habla conocido hombre (Lc. 1:34), y solamente estaba desposada con un hombre llamado José (Lc. 1: 27), concebirla un hijo porque el Espíritu Santo vendría sobre ella y el poder del Altísimo le cubriría con su sombra (Lc. 1:35).

3- Cuando todo esto sucedió, José, quien pensó que el embarazo de María había sido resultado de adulterio, decidió abandonarla, lo cual le fue impedido por un ángel que le dijo que lo que María habla concebido era del Espíritu Santo (Mt. 1:20).

4- Por causa de lo extraordinario de la concepción, el niño seria llamado "Hijo del Altísimo" (Lc. 1:32) e "Hijo de Dios" (Lc. 1:35).

B. Por lo tanto, según Mateo y Lucas la filiación de Cristo también se debe a su nacimiento sobrenatural: Jesús es el Hijo de Dios por haber sido concebido por el Espíritu Santo.

Conclusión. Como hemos podido estudiar, Jesús es el Hijo de Dios desde la misma eternidad ya que compartía su gloria y esencia desde antes de la fundación del mundo. Es llamado el Hijo de Dios, también, por causa de su nacimiento sobrenatural, nacimiento que le permitió hacer acto de presencia en forma humana dentro del contexto terrenal para cumplir la misión que el Padre le asignó: la redención del hombre.


¡¡¡¡¡¡Maranata Cristo viene!!!!amén.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Los nombres de Dios conclusión.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Cuáles son los nombres de Dios ?
» Algunos nombres de Dios (Manifestaciones)
» La Esposa de Dios
» Dispensaciones Interpretar La Palabra de Dios como Dios Manda
» ¿¿¿ Nos dará Dios un nombre nuevo ???

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro De Cristo :: Zona Espiritual :: Estudios biblicos-
Cambiar a: